Ella no es bonita, esa palabra es muy pequeña. Ella es fuerte y sus ojos demandan atención. Mirarla es como despertar.

Divergente (Veronica Roth)

Además, morir no es tan terrible… es el miedo lo que lo hace malo.

La guerra de los mundos (Herbert George Wells)

Juro que no soy fría, pero he tomado ciertas decisiones, y es mejor que haga caso omiso de las emociones, porque no he sido feliz cuando las he sentido…

La Princesa Prometida (William Goldman)

No podía soportar más traiciones; dolían demasiado.

La cura mortal (James Dashner)

En un libro, todo habría salido de acuerdo con el plan, pero la vida era tan jodidamente desordenada… ¿Qué se puede decir de una existencia en la que algunas de las conversaciones más cruciales ocurren cuando uno tiene necesidad de evacuar, una existencia en la que ni siquiera existen los capítulos?

Misery (Stephen King)

Las cosas que pierdes siempre puedes volver a encontrarlas. Sin embargo, aquello que has tirado no lo vuelves a recoger nunca.

Rurouni Kenshin (Nobuhiro Watsuki)

La bala es para mí la más brillante manifestación del poderío humano; éste se resumen en ella por completo.

De la tierra a la luna (Julio Verne)

Normalmente le importaba un bledo lo que la gente pensara de él. Era capaz de cortar su relación con personas y no volverles a dirigir la palabra.

Steve Jobs (Walter Isaacson)

Si hay algo que sepa hacer por ti, lo haré; y si hay algo que no sepa, lo aprenderé.

La princesa prometida (William Goldman)

No podíamos vernos. Sin embargo, nos hemos estado queriendo todo el tiempo.

El Gran Gatsby (F. Scott Fitzgerald)

Recordaba la oscuridad, la sólida oscuridad que la había precedido.

Misery (Stephen King)

Aquella sociedad era una reunión de ángeles exterminadores.

De la Tierra a la Luna (Julio Verne)

El tiempo que perdiste por tu rosa hace que tu rosa sea tan importante.

El Principito (Antoine de Saint-Exupéry)

- Te amo -le dijo Buttercup-. Sé que esto debe resultarte sorprendente, puesto que lo único que he hecho siempre ha sido mofarme de ti, agraviarte y provocarte, pero llevo ya varias horas amándote, y cada segundo que pasa te amo más. Hace una hora, creí que te amaba más de lo que ninguna mujer ha amado nunca a un hombre, media hora más tarde, supe que lo que había sentido entonces no era nada comparado con lo que sentí después. Mas al cabo de diez minutos, comprendí que mi amor anterior era un charco comparado con el mar embravecido antes de la tempestad.

La princesa prometida (William Goldman)

La verdadera respuesta es algo que debes obtener tú compensando por los crímenes que has cometido. Y no tienes que obtenerla mediante la lucha, sino a través de tu propia forma de vivir.

Rurouni Kenshin (Nobuhiro Watsuki)